Periodoncia

Periodoncia en Córdoba

Las enfermedades periodontales o de las encías pueden tener dos tipos de consecuencias, a nivel local (en la boca) y a nivel sistémico (en el resto del cuerpo).

A nivel local, la consecuencia más importante es la pérdida de dientes, lo que produce efectos sobre la estética y sobre funciones como la masticación. Pero además puede causar sangrado de encías, mal aliento, retracción y movilidad de dientes.

A nivel del resto del cuerpo, la presencia de gran cantidad de bacterias debajo de la encía hace que puedan pasar a la sangre y, ya sea directamente o por la inflamación sistémica que generan, afectar a otras partes del organismo: aumento del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, riesgo de tener parto prematuro, riesgo de descompensación en personas con diabetes entre otros.

 

Gingivitis

Las bacterias causan una inflamación de las encías que se llama “gingivitis”. Si una persona tiene gingivitis, las encías se enrojecen, se inflaman y sangran fácilmente. La gingivitis es una forma leve de enfermedad de las encías.

 

Periodontitis (o piorrea)

Cuando la gingivitis no se trata debidamente, puede convertirse en “periodontitis”. Esto quiere decir “inflamación alrededor del diente”. En la periodontitis, las encías se separan de los dientes y forman espacios o bolsas que se infectan.
El sistema inmunitario del cuerpo lucha contra las bacterias a medida que la placa se extiende y crece por debajo de la línea de las encías. Las toxinas de las bacterias y la respuesta natural del cuerpo contra la infección empiezan a destruir el hueso y el tejido conjuntivo que mantienen a los dientes en su lugar. Cuando la periodontitis no se trata debidamente, los huesos, las encías y los tejidos que sostienen los dientes se destruyen. Con el tiempo, los dientes pueden tener movilidad y hay que extraerlos.

PREGUNTAS FRECUENTES

En el caso de la gingivitis es suficiente con mejorar los hábitos de higiene oral y profilaxis periodontales, que son actuaciones preventivas rápidas, sencillas y nada molestas. En la periodontitis tras un estudio periodontal clínico y radiológico se realiza un tratamiento dirigido a eliminar las bacterias productoras de la enfermedad, intentar eliminar ciertos factores como el tabaco y alteraciones dentarias y crear condiciones para que la salud se pueda mantener por el propio paciente. En estos casos será necesario realizar tratamientos preventivos de reinfección periódicamente para evitar la recidiva de la enfermedad.

Es también conocida como fase desinflamatoria y de desinfección y está dirigida a eliminar las bacterias de la bolsa periodontal. Se realiza bajo anestesia local y con unos instrumentos especialmente diseñados que permiten limpiar las zonas bajo la encía.

No. En la actualidad este tipo de tratamientos se realizan bajo anestesia local siendo la anestesia exactamente igual a la que se utiliza para tratar una caries o realizar un tratamiento de endodoncia. Por tanto se puede decir que el tratamiento periodontal es indoloro y llevadero para el paciente.

Es una fase del tratamiento periodontal que se debe realizar en aquellos casos en los que tras el raspado y alisado radicular todavía persistan zonas de infección y por tanto bacterias en las zonas más profundas. Además permitirá corregir los defectos anatómicos producidos como consecuencia de la enfermedad.

La enfermedad periodontal se caracteriza entre otras cosas por producir una serie de alteraciones y defectos en los huesos maxilares. En ciertos casos en la misma cirugía periodontal o en otra cirugía programada es posible recuperar parte del hueso perdido mediante la aplicación de diferentes técnicas regenerativas de manera que el pronóstico a largo plazo del diente o dientes tratados mejoren y permanezcan más tiempo en boca.

La imagen de una boca con las encías enrojecidas y sangrantes no es agradable. Al recuperar la salud gingival la inflamación desaparece y cede el sangrado, devolviendo a la encía un color rosado e imagen y aspecto de boca sana.
A veces al tratar la enfermedad periodontal los dientes aparecen un poco más largos porque al desaparecer la inflamación, la encía pierde un poco de volumen. La mejor manera de evitar ésto es el diagnóstico precoz para que se tomen medidas antes de que se haya perdido hueso y encía alrededor de los dientes.

Consiste en una serie de procedimientos que ayudan a recuperar la armonía de la sonrisa y a devolver la normalidad de los defectos gingivales producidos por la enfermedad periodontal u otras causas.
Estos tratamientos ayudan a conseguir resultados más estéticos a otras disciplinas dentales como la prótesis o la ortodoncia.

Es una etapa fundamental dentro del tratamiento periodontal y la única manera de conseguir el control de la periodontitis a largo plazo y evitar la reinfección. La fase desinflamatoria y quirúrgica son muy eficaces para controlar las bacterias, pero aquellas tienden a recolonizar el surco periodontal pudiendo reaparecer la enfermedad.
En la visita de TPR el higienista no realizará una limpieza de boca habitual sino una actuación médica individualizada consistente en: valoración de la higiene oral y repaso de la técnica de cepillado si fuera necesario, valoración de la situación clínica de cada diente y eliminación del cálculo y bacterias supra y subgingivales de manera precisa e indolora.
La frecuencia de este tratamiento varía según el caso pero normalmente oscila entre 3 y 6 meses.

En la mayor parte de los casos de enfermedad periodontal con el análisis clínico y el estudio de las radiografías es suficiente para realizar el diagnóstico y el plan de tratamiento. En ciertas formas agresivas puede ser necesario realizar un estudio microbiológico que nos permita identificar las bacterias implicadas y confirmar su eliminación mediante tratamiento específico.
En la actualidad existen una serie de pruebas genéticas que determinan la existencia de una alteración genética teniendo más posibilidades de padecer periodontitis y en caso de tratarse responder peor que los demás. En estos casos se pueden detectar esa alteración para aplicar tratamientos preventivos y terapéuticos individualizados.

Si. El tratamiento periodontal consigue detener la progresión de la enfermedad de forma indefinida. Esto se considera como curación pero no podemos olvidar que al tratarse de una enfermedad crónica, debemos de realizar las visitas periódicas de TPR para evitar la reinfección.
En casos agresivos, fumadores de más de un paquete diario o pacientes con determinadas enfermedades generales se puede no conseguir un control total pero sí una progresión más lenta de la enfermedad.

Una vez controlada la enfermedad periodontal, si por el tratamiento había sido necesario posponer las obturaciones o empastes, al terminar éste es el momento de realizarlo. En general está indicado reponer los dientes perdidos ya que el no reponerlos puede favorecer la evolución de las enfermedades periodontales.
En muchas ocasiones, la ortodoncia puede estar indicada una vez finalizado el tratamiento para posicionar correctamente los dientes, mejorando el pronóstico general de la boca a largo plazo.

La enfermedad periodontal puede provocar la pérdida de uno o varios dientes. En este caso es conveniente que se repongan los dientes perdidos. Existen diferentes formas pero la mejor manera de hacerlo es mediante prótesis fija sobre dientes o implantes. La prótesis removible habitualmente perjudica a la encía y a los dientes remanentes, pero hay casos en los que es la única solución.

¿Necesita una periodoncia en Córdoba?

No deje pasar el tiempo y juegue con su salud dental, si necesita un tratamiento de periodoncia, en Oralnova estaremos encantados de atenderle.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies